Calificaciones. Informe de Precalificación viciado


FUENTES LEGALES

ley 15076 art/18, ley 15076 art/21, dto 110/63 salud art/44
dto 110/63 salud art/46, dto 110/63 salud art/48 inc/2
dto 110/63 salud art/48 inc/7, dto 30/82 salud

MATERIA

Procede que proceso calificatorio de profesional funcionario se retrotraiga al estado en que el precalificador emita su informe de calificaciones. Ello, porque la nota asignada por el precalificador en el rubro "Puntualidad, Asistencia y Presentación Personal" tiene como fundamento el desempeño de la generalidad de los médicos que trabajan en la Unidad de Emergencia, lo que constituye una infracción, por cuanto los precalificadores deben expresar la opinión acerca del desempeño del funcionario a calificar, considerando el desempeño que éste ha tenido durante el período objeto a evaluar, según art/46 del dto 110/63 salud, situación que no ha ocurrido en este caso. Además, el precalificador sólo puede aplicar la nota 2 cuando esté respaldada con anotaciones de demérito registradas en el informe de calificación del respectivo funcionario, durante el período calificatorio, lo que tampoco sucedió en esta oportunidad.

DOCUMENTO COMPLETO





N° 58.156 Fecha: 4-XII-2006

Profesional funcionario del Servicio de Salud Metropolitano Sur, con desempeño en el Hospital Dr. Exequiel González Cortés, se ha dirigido a esta Contraloría General reclamando en contra de la calificación asignada por su desempeño laboral durante el año 2005, por cuanto en dicho proceso calificatorio se habría incurrido en vicios de procedimiento que afectarían su legalidad.

Requerido su informe, el Director del Hospital Dr. Exequiel González Cortés, lo remitió mediante el oficio N° 358, de 2006.

Sobre el particular, cabe manifestar, en primer término, que las normas aplicables a la situación en estudio son las contenidas en los artículos 18 al 21 de la Ley N° 15.076 y, en los artículos 44 y siguientes del Decreto N° 110, de 1963, del Ministerio de Salud, disposiciones que regulan los procesos calificatorios de los profesionales funcionarios afectos a esa ley.

Al respecto, es importante destacar que el proceso de calificaciones es un procedimiento reglado que tiene por objeto evaluar el desempeño y aptitudes de cada funcionario, atendidas las exigencias y características de su cargo, que servirá de base, entre otras materias, para los estímulos y la eliminación del servicio, el que contempla tres etapas: la precalificación por el jefe directo, la calificación por la Junta Calificadora y la apelación.

En este contexto, es necesario hacer presente que la facultad que posee esta Contraloría General para revisar los procesos calificatorios, dice relación con la posible existencia de arbitrariedades o vicios de ilegalidad que pudieran presentarse en las diferentes etapas de tal proceso, en contravención a las leyes y reglamentos que rigen la materia y no sobre el mérito y desempeño de los funcionarios. (Aplica dictámenes N°s. 15.878, de 2001 y 27.132, de 2002, entre otros).

Puntualizado lo anterior, se debe indicar, que la calificación es el acto por medio del cual un superior directo expresa su opinión o juicio en forma escrita, sobre la calidad de las condiciones personales y profesionales de un subalterno, atendidas las exigencias y características del cargo y servirá de base para el ascenso, desarrollo profesional y permanencia en la institución.

Así, entonces, analizado el Informe de Calificaciones, de fecha 1 de abril de 2005, aparece que el precalificador en el rubro "Puntualidad, Asistencia y Presentación Personal" expresa una opinión genérica de la actuación de todos los médicos de la Unidad de Emergencia y no se refiere específicamente al desempeño del interesado en el período a calificar.

En este sentido, la jurisprudencia administrativa contenida en dictámenes N°s. 31.506, de 1977; 15.710, de 1989 y 18.889, de 1999, entre otros, ha manifestado que la finalidad del proceso calificatorio es la evaluación del desempeño de un funcionario durante un período determinado.

De esta manera, la nota asignada por el precalificador en el rubro “Puntualidad, Asistencia y Presentación Personal”, teniendo como fundamento para ello el desempeño de la generalidad de los médicos que se desempeñan en la Unidad de Emergencia, constituye una infracción a las reglas que regulan los procesos calificatorios, pues los precalificadores deben expresar la opinión acerca del desempeño del funcionario a calificar, considerado para ello el desempeño que éste ha tenido durante el período objeto a evaluar, situación que, como se señalara, no ha ocurrido en la especie.

Precisado lo anterior, y en el mismo orden de consideraciones, se debe anotar que el proceso calificatorio de los profesionales funcionarios, acorde lo dispone el artículo 46 del citado Decreto N° 110, de 1963, del Ministerio de Salud, modificado por el Decreto N° 30, de 1982, de la misma Secretaría de Estado, abarcará el período comprendido entre el 1 de enero y 31 de diciembre de cada año.

Enseguida, el artículo 48, inciso segundo, del citado Decreto N° 110, de 1963, del Ministerio de Salud, previene que los funcionarios que tengan profesionales funcionarios dependientes asumirán la calidad de precalificadores y deberán llevar un informe de calificación por cada uno de ellos, en los que, cuando corresponda, dejarán constancia de las circunstancias de mérito o demérito que haya merecido su desempeño. Las actuaciones normales no se anotarán.

La misma disposición recién citada establece en su inciso séptimo, que el precalificador sólo podrá aplicar las notas 1, 2 ó 7, cuando estén respaldadas con anotaciones registradas en el informe de calificación del respectivo funcionario, durante el período calificatorio.

Ahora bien, de los antecedentes tenidos a la vista, en especial, del informe de calificaciones emitido por el precalificador con fecha 1° de abril del año 2005, consta que en el rubro "Eficiencia" se le asigna nota 2, teniendo como fundamento la reprobación del curso PALS efectuado en el año 2004, situación por la cual, con fecha 20 de diciembre del año 2005, se solicitó la aplicación de una nota de demérito.

Consta además, que en el rubro "Conducta" el precalificador también le asigna una nota 2, considerando que "en el último año permaneció con varias licencias médicas, las cuales ingresaron a la Institución totalmente fuera de plazo y a pesar de haberle reiterado la necesidad de que fueran enviadas con prontitud, no logró corregir esa situación", hecho por el cual, con fecha 7 de diciembre del año 2005, se solicita la instrucción de un sumario administrativo.

Asimismo, en el rubro "Preparación y Conocimientos" nuevamente el precalificador le asigna una nota 2, teniendo como fundamento la reprobación del curso PALS realizado en el año 2004.

Por su parte, el interesado ha acompañado copia de un certificado emitido por el Director del Hospital Dr. Exequiel González Cortés, de fecha 22 de agosto del año 2005, en el cual dicha autoridad manifiesta que el señor XX, desde su ingreso a la fecha no registra anotaciones de demérito ni ha sido sometido a sumarios administrativos en dicho centro asistencial.

Como es dable advertir, los argumentos vertidos por el precalificador para asignarle al afectado notas 2 en los rubros "Eficiencia", "Conducta" y "Preparación y Conocimientos", constituye una infracción a lo dispuesto en los artículos 46 y 48, inciso séptimo, del Decreto N° 110, de 1963, del Ministerio de Salud, toda vez que se ha considerado un hecho acaecido con anterioridad al período a calificar (reprobación del curso PALS); además, las asignaciones de notas no se encuentran respaldadas por las correspondientes anotaciones de demérito, situaciones que, junto a la ya analizada en el cuerpo de este oficio, configuran vicios que afectan la legalidad del proceso calificatorio del profesional funcionario señor XX, correspondiendo, entonces, que el mismo se retrotraiga al estado en que el precalificador emita su informe de calificaciones, en el cual se consideren únicamente los hechos acaecidos durante el período objeto de evaluación y se justifique, si corresponde, la asignación de una determinada nota con las correspondientes anotaciones de demérito, sin perjuicio de los demás trámites que procedan con posterioridad. (Aplica Dictamen N° 13.651, de 2006).