Jurisprudencia Tratos directo servicios personas naturales hospital autogestionado



Resumen: Hospitales autogestionados pueden contratar servicios a  personas naturales mediante régimen de compra pública.




Documento Completo 
http://www.contraloria.cl/appinf/icons/ecblank.gif
http://www.contraloria.cl/appinf/icons/ecblank.gif
http://www.contraloria.cl/appinf/icons/ecblank.gif
http://www.contraloria.cl/appinf/icons/ecblank.gif
http://www.contraloria.cl/appinf/icons/ecblank.gif
N° 83.217 Fecha: 28-X-2014
Se ha dirigido a esta Contraloría General doña Mirlen Dorie Vera Monsalve, señalando que prestó servicios en el Hospital Las Higueras sin que se confeccionara contrato alguno, que no se le reconoció derecho a licencias médicas, feriados o permisos administrativos y que no se le efectuó el pago de las imposiciones previsionales y de salud.
Requerido su informe, el aludido centro asistencial manifestó que mediante su resolución exenta N° 3.361, de 2013, regularizó la contratación de la recurrente por trato directo, en conformidad con las disposiciones de la ley N° 19.886, de Bases sobre Contratos Administrativos de Suministro y Prestación de Servicios, y su reglamento, decreto N° 250, de 2004, del Ministerio de Hacienda, y que la reclamante trabajó hasta el día 4 de diciembre de esa anualidad, fecha hasta la cual se le efectuó el pago correspondiente.
Sobre el particular, cabe tener en consideración que el artículo 36, letra g), del decreto con fuerza de ley N° 1, de 2005, del Ministerio de Salud, dispone que entre las atribuciones de los directores de los establecimientos de autogestión en red -calidad que tiene aquel que motiva la presentación del rubro- se encuentra la de celebrar contratos de compra de servicios de cualquier naturaleza, con personas naturales o jurídicas, para el desempeño de todo tipo de tareas o funciones, generales o específicas, aun cuando sean propias o habituales del Establecimiento. Añade ese literal que el gasto por los contratos señalados en esta letra no podrá exceder el 20% del total del presupuesto asignado al Establecimiento respectivo.
Ahora bien, es del caso apuntar que la facultad genérica que la precitada disposición confiere a los Directores de tales establecimientos, permite a dichas autoridades la celebración de convenios de prestación de servicios de cualquier índole, y, asimismo, a concluirlos con personas naturales o jurídicas, a lo que cabe añadir que atendida la naturaleza de las convenciones en estudio, las mismas deben someterse a las normas de la ley N° 19.886 (aplica criterio del dictamen N° 59.990, de 2008, de esta Entidad Fiscalizadora).
Luego, el artículo 63 del decreto N° 250, de 2004, del Ministerio de Hacienda, reglamento de la ley N° 19.886, establece que los contratos menores a 100 UTM se formalizarán mediante la emisión de la orden de compra y la aceptación de esta por parte del proveedor.
En el caso en estudio, de los antecedentes examinados, se desprende que la contratación de la recurrente correspondió a una prestación de servicios de acuerdo con las normas de la ley N° 19.886 y su reglamento, en el ejercicio de la facultad prevista en el artículo 36, letra g), del decreto con fuerza de ley N° 1, de 2005, ya citado, por lo que ha debido ajustarse a tales disposiciones, las que no exigen la suscripción de un contrato cuando el monto de los servicios no superan las 100 UTM -como en el caso en estudio-, ni entregan los beneficios requeridos por la peticionaria, tales como feriados, permisos y licencias médicas, pues no se trata de una vinculación estatutaria con la Administración.
Por lo anterior, el singularizado hospital se ha ajustado a derecho al no otorgar a la recurrente los beneficios estatutarios y de seguridad social que menciona en su presentación.
Transcríbase al Hospital Las Higueras, a la División de Personal de la Administración del Estado y a la Contraloría Regional del Bío-Bío.
Saluda atentamente a Ud.,
Ramiro Mendoza Zúñiga
Contralor General de la República